fisioterapeutas a domicilio
fisioterapeutas a domicilio

¿Cómo ayuda la fisioterapia a las personas con prótesis de rodilla?

| 3 diciembre, 2014 | 0 Comments

La fisioterapia se presenta como una de las mejores aliadas para acelerar su recuperación después de una operación para el implante de una prótesis de rodilla. Se médico le explicará que después de colocarle la prótesis debe comenzar cuanto antes a mover esa pierna.

Los ejercicios fisioterapéuticos diarios conseguirán una pronta recuperación de su rodilla.

Los ejercicios fisioterapéuticos diarios conseguirán una pronta recuperación de su rodilla.

Pasadas pocas semanas tras la intervención y cuando usted ya se encuentre en su casa debe iniciar un tratamiento a medida de su estado físico y de las características de la prótesis que le hayan puesto. Por regla general, su terapeuta le recomendará hacer ejercicios durante 20 ó 30 minutos dos o tres veces al día, además de caminar al menos 30 minutos. Quizás le parezca un poco exagerado, pero debe pensar que la mejor forma de que su rodilla vuelva a ser la misma de antes es ejercitándola.

Es normal que durante las primeras semanas después de la colocación de la prótesis usted trate de mover poco la rodilla, que la sienta rara y que tenga miedo de hacerse daño. Pero debe perder poco a poco ese miedo y ejercitar la pierna a diario. De lo contrario puede que la zona se atrofie y surjan problemas no deseados.

Su fisioterapeuta le ayudará a recuperar la fuerza y movilidad de la rodilla con prótesis.

Su fisioterapeuta le ayudará a recuperar la fuerza y movilidad de la rodilla con prótesis.

Para recuperar y cuidar su rodilla con prótesis la fisioterapia le será de gran ayuda. Estos son algunos de los ejercicios postoperatorios por los que puede comenzar:

  1. Contraer el cuádriceps. Apriete el muslo e intente enderezar la rodilla. Cuando lo haya conseguido mantenga esta posición durante unos 5 ó 10 segundos. Realice este ejercicio unas diez veces durante dos periodos de un minuto y repita. Realice el ejercicio hasta que sienta el muslo agotado.
  2. Levantar la pierna estirada. Extienda la pierna por completo y contraiga el músculo del muslo con la rodilla estirada. Luego levante la pierna varios centímetros y aguante así unos 5 ó 10 segundos. Bájela lentamente.
  3.  Doblar la rodilla con apoyo en la cama. Doble la rodilla todo lo que pueda mientras desliza el pie sobre la cama. Mantenga la rodilla en esa posición durante unos 10 segundos y después estírela. Repita este ejercicio varias veces hasta que pueda doblar la rodilla completamente o hasta que sienta el músculo agotado.

Tags:

Category: Fisioterapia para personas con prótesis, Prótesis de rodilla

About the Author ()

Deja una respuesta

Abrir chat
Hola, en Fisiohogar podemos ofrecerle un completo servicio de fisioterapia a pacientes que tienen prótesis.
Envíenos su mensaje y le responderemos lo antes posible.